TecamySer

Capacidad de adsorción de contaminantes en aguas

El carbón activo presenta una gran capacidad de adsorción de un amplio rango de moléculas contaminantes, tanto orgánicas (disolventes, hidrocarburos, pesticidas, olores, sabores) como inorgánicas (cloro, ozono, etc.), susceptibles de acompañar a un agua bruta.

  • En general, la efectividad de un carbón activo para el tratamiento de agua depende de:
  • La solubilidad del contaminante en el agua: En general cuanto menor sea su solubilidad mayor será su afinidad por el carbón y, por tanto, mejor será su adsorción.
  • La polaridad del contaminante: En estrecha relación con su solubilidad en agua.
  • El tamaño de los poros del propio carbón: Se suele establecer que el tamaño de los poros debe ser del orden de 1 a 5 veces el diámetro de las moléculas a retener para que la adsorción sea eficaz.
  • Los sistemas de tratamiento mediante carbón activo son fáciles de implantar y de mantener, pudiendo utilizarse en combinación con otros procesos.

En tecamyser.com utilizamos cookies para facilitar el uso de la página y que te resulte más util.